Desde el Municipio apelaron a la responsabilidad social para el cuidado del arbolado púbico.


Comenzó la temporada de riego en plazas, parques y paseos de la Ciudad y desde la comuna se solicita a los vecinos colaborar con el mantenimiento de las acequias para que el agua llegue a su correspondiente destino.

Los tomeros municipales y los equipos de limpieza colaboran con la desobstrucción de puentes y cauces de riego, pero es fundamental que cada sanrafaelino mantenga el frente de su domicilio.

En estos días hemos visto mucha basura en las acequias de Ciudad y distritos que no permiten que el recurso llegue a todos lados”, contó Carlos Arija, coordinador de la Planta de Servicios, área que está trabajando en la distribución del agua.

Sobre la limpieza, el funcionario remarcó que desde la comuna se realizan operativos de perfilado, desmalezado y mantenimiento pero que “por la extensión que tiene el sistema de acequias sin el aporte de cada vecino es imposible”.

En el departamento hay más de 950 mil metros de acequias entre hormigonadas y de suelo natural. “Si el frentista mantiene limpio el sector de su domicilio colabora muchísimo”, agregó Arija.

“Es una cuestión de solidaridad y responsabilidad ciudadana. Si las acequias están con basura no llega el agua a otros sectores, lo que afecta al arbolado púbico, especialmente a los nuevos ejemplares y también genera anegaciones”, insistió.




Comentarios