Andrés Murcia representó a un policía corrupto que simuló un ataque a los tiros y buscaba una compensación.


En un juicio abreviado, el abogado Andrés Murcia fue condenado a 1 años de prisión en suspenso y dos años de inhabilitación para ejercer la profesión.

El profesional reconoció que participó en la estafa a una ART.

El policía Jonathan Osorio (actualmente exonerado y purgando un apena de 10 años en prisión por robo agravado entre otros delitos), simuló haber sido víctima de un ataque a los tiros y utilizó una lesión que arrastraba de antes para buscar una compensación de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo.

La función de Murcia fue la de representar al entonces policía Osorio.

El acuerdo judicial lo consensuó el abogado defensor de Murcia con el fiscal Javier Giaroli y el juez Claudio Gil lo ratificó.

La causa que tenía al abogado como imputado era por participación necesaria en el delito de fraude.




Comentarios