El fiscal federal de San Rafael, Ignacio Ariel Sabás, fue procesado por el Código Contravencional por conducir ebrio y deberá abonar una multa superior a los $100.000.

El incidente con el funcionario judicial ocurrió a principio de julio en un control de rutina de Policía Vial y personal de la Comisaría 60 en la ruta 143 en la zona de Las Paredes.

El fiscal federal conducía un VW Gol que se acercó al control "bastante rápido y pegó la frenada de golpe, casi se lo come", comentaron fuentes policiales.

Cuando le realizaron el test de alcoholemia resultó que Sabás conducía con más de 1 gramo de alcohol en sangre. En ese momento le iniciaron un proceso por conducir bajo los efectos del alcohol y ahora el juez contravencional Oscar De Diego confirmó que deberá abonar la multa.

"Se resolvió como se hace siempre, el señor Sabas reconoció la contravención y se le aplicó la sanción conforme a lo que establece el código, el monto es de acuerdo a la graduación alcohólica, en este caso por arriba de $100.000 e inhabilitación de manejo por 90 días", confió el magistrado en diálogo con diario de San Rafael.

Según De Diego el caso se resolvió "igual que para cualquier persona ya que ante la ley somos todos iguales"