Había empleados y funcionarios comunales. Los acusan de no cumplir las restricciones. Pidieron que renuncien.


En General Alvear se desató un escándalo en torno a un cumpleaños en una dependencia municipal y no se respetaron las normas del distanciamiento social.

En el agasajo participaron más de 10 personas contó con la asistencia de empleados municipales y dos funcionarios Pablo Reyes, secretario de Desarrollo Social, y Fernando Álvarez, director de Contingencias.

El festejo tuvo lugar en el salón del polideportivo alvearense donde funciona el taller de Discapacidad. Fue el martes alrededor de las ocho y media de la mañana.

Para completar el panorama, uno de los asistentes tomó el celular, sacó fotos y las subió como si nada a las redes sociales.

Fiesta de cumpleaños de la polémica en General Alvear.

Además de pedir explicaciones al intendente Walther Marcolini y la renuncia de los involucrados, los concejales opositores radicaron una denuncia en la fiscalía.

“Nos enteramos por las redes sociales como muchos, en ese cumpleaños hay más de 10 personas y no cumplen con las medidas como el uso del tapabocas o el distanciamiento social. Además hay dos funcionarios municipales. Es lamentable, mientras que por un lado la gente de Alvear hace un gran esfuerzo por otro tenemos este tipo de hechos. El intendente deberá tomar medidas pero creo que los implicados deberían ahorrarle el tiempo y renunciar”, dijo Ariel Andrés, presidente del bloque de concejales justicialistas a Diario Los Andes.

Desde el municipio confirmaron que iniciaron los sumarios administrativos a varios de los empleados que estuvieron en el cumpleaños y en el caso de los funcionarios, Marcolini se tomaría el tiempo para tomar una decisión de fondo, mientras tanto les exigió que se presentaran en la justicia y se auto denuncien. Acto que se concretaría en la noche de ayer.

En cuanto a los empleados sumariados, fuentes comunales confirmaron que son tres los apuntados porque nunca debían estar en ese lugar, ya que no era el horario de trabajo habitual y en un caso porque no pertenecía al área.

Fiesta de cumpleaños de la polémica en General Alvear.

“El error es mío 100%, me hago cargo y asumo la responsabilidad total porque tendría que haber hecho que eso no pasara”, admitió Pablo Reyes a Los Andes.

El funcionario explicó que “no fue que se organizó una fiesta sino que se dio dentro de un ámbito de trabajo. Era la hora del desayuno y llevaron una torta para agasajar a una de las chicas que trabaja en el taller de Discapacidad. Eran compañeros de trabajo”, remarcó.

Más allá de la justificación, Reyes reconoció que “hubo un error y no debería haber ocurrido, superamos la cantidad de personas permitidas y no estamos respetando el distanciamiento social”.

Sobre el pedido de renuncia que hizo la oposición, el Secretario de Desarrollo Social dijo que “como siempre estoy a disposición del intendente y no tengo problemas con eso (renuncia)”.

Fernando Álvarez, director de Contingencias hizo una especie de descargo a través de su cuenta de Facebook.

“Quiero pedir disculpas por lo acontecido en el día de ayer”, comenzó la publicación, pero a renglón seguido se dedicó a resaltar todas las buenas acciones que desarrollan en el taller de Discapacidad: “Fue en el comiendo de una nueva jornada de trabajo un lugar donde, cada día, se elaboran tortitas para compartir en los merenderos donde se asisten a familias afectadas por la pandemia”.

Como corolario les dejó una recomendación a los vecinos “debemos seguir cuidándonos y cuidando a nuestras familias”.




Comentarios