Después del cuento del tío con el que pedían las claves de home banking por supuestas actualizaciones y el falso abogado de ANSES, ahora surgió una nueva modalidad de estafa pero ya no es por teléfono sino presencial. Están en la puerta de los bancos.

Lo único que no cambia es el blanco preferido de los timadores: los jubilados.

Desde el Municipio de San Rafael alertaron a la comunidad sobre falsos gestores que además dicen ser empleados municipales y aseguran que están para ayudar a la gente a realizar operaciones en los cajeros.

"Ante la aparición de un sujeto que se hace pasar por empleado municipal, supuestamente, para ayudar a los abuelos en la puerta de los bancos, alertamos a la comunidad que es falso y se puede tratar de una estafa", informaron a través de un comunicado.

Por esta situación, desde la comuna pidieron a los vecinos “no brinden datos, ni los dejen operar los cajeros”.