Reclamaron para que no le quepan sanciones al uniformado que recuperó la libertad pero continúa imputado. Pidieron justicia y castigo para los delincuentes.


Familiares, amigos y ciudadanos de San Rafael se manifestaron este martes en el centro de esa ciudad mendocina, en apoyo y defensa al policía detenido y liberado pero imputado tras balear en una playa de elementos secuestrados a un presunto ladrón de 18 años, quien esta noche permanecía internado.

Un centenar de vecinos se unieron y marcharon en defensa del policía de la sección Vial, Carlos Abdala, para que no le quepan sanciones y reclamaron “justicia y castigo a los delincuentes”.

Abdala recuperó la libertad este martes ordenada por el fiscal de la causa, Iván Ábalos, luego de estar dos días detenido en los calabozos de la subcomisaría de Rama Caída, en San Rafael.

El delito del que se lo acusa al policía es de “lesiones graves agravadas por su condición de funcionario policial”.

El domingo pasado, Abdala disparó e hirió a un joven de 18 años que habría intentado robar en la playa de secuestros viales de San Rafael, donde luego hallaron cuatro vainas servidas.

Durante una persecución callejera, se dio a la fuga otro individuo y ya se entregó a la Justicia.

Por su parte, el presunto ladrón ingresó gravemente herido al hospital Central de Mendoza, donde permanece internado pero durante el día de hoy presentó una leve mejoría en su estado de salud.




Comentarios