La llevaron a un centro de salud y el hospital pero los médicos la revisaban y regresaban a la casa. 


El fiscal Javier Giaroli investiga la muerte de Jennifer Fernández, una bebé de 14 meses, luego de que los padres concurrieran en reiteradas oportunidades a un centro de salud y también a la guardia del hospital Schestakow.

Por lo síntomas que presentaba la pequeña, se especuló que podría ser meningitis.

“Las muestras se están estudiando en la Ciudad de Mendoza y los estudios de histopatología están en manos del Cuerpo Médico Forense y tardarán aproximadamente dos semanas en conocerse”, dijo el fiscal Giaroli en declaraciones a Dial Radio.

La nena de 14 meses presentaba un estado febril agudo y los padres la llevaron al menos dos veces al centro de salud de Salto de las Rosas y otras dos a la guardia del hospital de San Rafael y siempre la enviaron de regreso a casa porque en principio no era grave el diagnóstico.

Sin embargo, el cuadro no mejoró nunca y murió cuando por quinta vez trataban de conseguir asistencia médica.

La familia Fernández es oriunda de Bolivia y desde hace unos 15 años están radicados en Calle Larga y trabajan en los hornos de ladrillo.

A la par de la investigación judicial, desde la coordinación del Ministerio de Salud iniciaron un sumario administrativo para determinar la responsabilidad del personal sanitario que intervino en el proceso.




Comentarios