El abogado de la familia de Genaro Fortunato solicitó a la justicia que regule la conducta de la condenada.


Ante el cambio de locación donde Julieta Silva cumple con la prisión domiciliaria, el abogado de la familia de Genaro Fortunato presentó un escrito solicitando que se regule la conducta de la condenada.

Silva fue encontrada culpable de atropellar y matar al rugbier en septiembre de 2017 y la condenaron a 3 años y 9 meses de prisión.

Sin embargo hasta que la Corte de Mendoza no resuelva la apelación, el tribunal admitió que la mujer esté con arresto domiciliario.

Pero la difusión por redes sociales de celebraciones y comidas con una importante cantidad de amigas, en la casa donde permanece privada de la libertad, exacerbó a los familiares de la víctima.

En aquella oportunidad Ariadna Fortunato, en sus cuentas de Facebook y Twitter, publicó las fotos de Silva y las amigas en plena fiesta.

Si bien fue en octubre del año pasado, esa situación no quedó en el olvido y para que no vuelva a suceder, el viernes pasado Tíndaro Fernández presentó un escrito en tribunales pidiendo enfáticamente se fijen “reglas de conducta que Silva debe cumplir mientras se mantenga vigente la prisión domiciliaria”.

“La condenada ha hecho de su domicilio particular un lugar de recreación y diversión impropio de quien ha tenido el privilegio de gozar de la prisión domiciliaria”, agregó.

Según publica diario de San Rafael, el abogado solicitó concretamente “adoptar los mecanismos para que hechos como los que dan cuenta las pruebas acompañadas, no vuelvan a repetirse y nadie pueda pensar que se está garantizando un privilegio irritable”.

“Por respeto a la familia de la víctima, toda provocación no hace más que acrecentar el dolor que la criminal muerte de un hijo y de un hermano los acompañará por el resto de sus días”, concluyó.




Comentarios