Julieta Castillo, de 23 años, denunció que una jueza y una abogada que trabajan en la Secretaría de la Mujer, la obligaron a mentir en una causa penal que se había iniciado hacía 5 meses contra su ex pareja.

La joven había hecho público en las últimas horas que en marzo había tenido un conflicto con el padre de sus hijos. Ella lo había denunciado en ese momento, pero la convencieron para para que mintiera. Dijo que la, por entonces, titular del Juzgado N°3, Virginia Palacios, la citó en su despacho y “le armó una causa” a su expareja por abuso y violencia de género.

Hoy Julieta pide por la libertad del padre de sus hijos.

// Mirá también El comité de crisis presentó nuevas flexibilizaciones

En ese entonces le asignaron una abogada de la secretaría de la Mujer, que, según relata El Chorrillero, no la dejó volver a declarar, porque si lo hacía la iban mandar a prisión.

Este miércoles, Marcelo Estrada, abogado de la mujer, habló al respecto y dijo: “La han inducido a hacer denuncia de un hecho que no sucedió. Ella se dejó llevar por eso y ahora está en esta situación. La indujeron a activar el botón de pánico, le explicaron que con el testimonio de la denuncia en la sede policial no alcazaba, que había que ampliar para detener a su marido”. Eso explicó Estrada, quien a su vez reveló que no era la primera ni la única causa armada que se tramitaba en el juzgado mencionado.

Hace meses la mujer había planeado realizar una falsa denuncia tras una serie de conflictos con Sebastian. El abogado contó que a Julieta le dijeron “tendele una trampa, llamalo a tu casa y cuando venga hacele sonar el botón de antipánico”, y que eso fue lo que pasó.

La noche de la discusión, según Estrada, Julieta y Sebastian, su ex, mantuvieron relaciones con consentimiento mutuo: “Ella lo invitó a pasar la noche por el día de su cumpleaños. No hubo abuso y es fundamental dejarlo en claro. Cuando él se quiere ir, ella le cierra la puerta con llave. Se produce una discusión y los dos caen de la escalera. El testimonio de la hija en Cámara Gesell acredita eso”.

Tras esto se produce la falsa denuncia, en la que obligaron a mentir a Julieta, y es por eso que hoy ella pide por la libertad de Sebastian.

Mientras tanto, Hugo Scarso, quien defiende al hombre ahora detenido, pidió que se libere al acusado mientras continúa la investigación.

// Mira también River prueba jugadores en San Luis