Luego de que su pareja lo denunciara por violencia de género, el agente fiscal N°2, Leonardo Navarini Busti fue suspendido preventivamente en sus funciones .La denuncia fue realizada por la mujer en la Comisaría 34° de Juana Koslay.

Por el hecho, Luis Martínez a cargo de la Procuración General, solicitó que se instruya un sumario administrativo y recomendó al Superior Tribunal de Justicia que se lo suspenda 60 días en sus funciones. Por último, pidió que se aplique un embargo del 50% en su sueldo.

Por otro lado, Navarini Busti también denunció a su pareja Marina Gómez, con quien vivía desde hace 5 meses. Tras las actuaciones policiales, tomó intervención la jueza Natalia Giunta, subrogante del Juzgado de Violencia Familiar, quien dispuso una orden de restricción provisoria de hasta 300 metros, para ambos.

La medida tomada el viernes, se justifica según expresaron las auotirdades por “la grave imputación que recae sobre el funcionario, y por consiguiente, la probable comisión de una falta de conducta e inobservancia del decoro que deben observar los integrantes del Poder Judicial, tanto dentro como fuera de su función”.

Leonardo Navarini Busti prestando juramento en febrero del 2019.Gentileza/Periódico J

Los hechos denunciados por Marina Gómez en la Comisaría N°34 tuvieron lugar la noche del 7 de enero, en una vivienda ubicada sobre Avenida Cuchi Corral. Por el momento el suceso está siendo investigado.

Fuente: El Chorrillero.