Este miércoles se encendieron las alarmas cuando, en el paraje Ojo del Río de San Luis, un niño se topó con un puma. El pequeño de 11 años regresaba a su casa tras salir de clases cuando se cruzó con el ejemplar.

En el trayecto hacia su hogar, en un descampado donde hay una gran cantidad de vizcacheras, el chico observó un enorme animal. De inmediato se dio cuenta que se trataba de un puma y, en medio del susto, comenzó a gritar y logró que el depredador huyera hacia el monte.

El guarda ambiental Fernando Leguizamón contó que fue convocado por autoridades del establecimiento educativo del poblado ubicado a pocos kilómetros de Santa Rosa del Conlara, luego de que el niño comentara lo sucedido para confirmar si efectivamente el animal acecha la zona.

Fernando Leguizamón. Rescatista de animales de San Luis Foto: Facebook

Leguizamón, una vez en el lugar, confirmó que halló huellas que coinciden con las del felino. A raíz de este episodio, este jueves brindó una charla informativa y preventiva en la escuela para que los estudiantes y personal docente puedan tomar las medidas correctas en caso de un nuevo encuentro de similares características.

Al respecto, manifestó que “son muy raros los ataques hacia las personas, pero el avance de la civilización hacia sus hábitats naturales aumenta las probabilidades de verlos cerca de zonas urbanas”, comentó a El Corredor Noticias.