El 2 de mayo se cumplió un mes del hallazgo del cuerpo de Alejandro Ochoa, quien murió maltratado y mutilado en Cortaderas y su familia pide que avance la causa.

//Mira también Por abusar de su hijastra lo condenaron a 11 años de cárcel

Familiares y amigos de Ochoa salieron este fin de semana a pegar carteles para reclamar que la pandemia no sea la excusa para que su causa no avance. Las personas que salieron a manifestarse expresan que hace 39 días que esperan que el caso continúe. Los allegados esperan que se inicie la investigación para saber por qué de un momento para el otro el joven fue secuestrado y asesinado.

La hermana de Alejandro habló para Diario El Chorrillero y explicó que decidieron colocar una foto de la víctima cerca de la Ruta 1 para que se sepa qué fue lo que pasó. El objetivo es que todos lo vean para que el caso del trabajador rural no se olvide y encuentre a las personas responsables.

“No sabemos en qué se avanzó; sabemos que están trabajando porque eso nos dice el abogado (Iván Coria). Que se peritaron los celulares y otras medidas, pero cuáles son los resultados hasta ahora no se conocen”, dijo Ivana Ochoa.

La familia de Alejandro no puede "reconstruir su vida" después de la muerte del joven.La Gaceta Digital

El caso no tiene detenidos y la familia de la víctima no conoce cuáles son las hipótesis que analiza la jueza Patricia Besso. El avance de la segunda ola de Covid-19 frenó el desarrollo de las pesquisas por lo que no hay información oficial para divulgar.

La hermana de la víctima explicó: “Esperaremos esta semana, porque alguna noticia tiene que haber. Y si no, nos organizaremos para hacer nuevas marchas o lo que sea. No puede quedar así”. Añadió: “sin justicia no hay paz, somos la voz de Ale”, tal como expresa el cartel que pegaron en los árboles.

Los familiares insistieron en que seguirán luchando hasta que se conozca la verdad y apuntaron a una justicia demorada: “Siempre serás uno de nosotros, mantendremos viva tu memoria y exigiremos justicia”.

La familia de Alejandro Ochoa afirma que han pasado estos casi 40 días con mucha tristeza y les cuesta seguir adelante con sus vidas. “Seguimos como podemos, esto es muy difícil. Muchas veces no lo podemos creer, y cuando poníamos los carteles nos preguntábamos por qué tenemos que salir a colocar carteles para que se haga justicia”.

//Mira también Gastronómicos piden al Gobierno provincial que amplíe el horario de cierre de sus locales