Un colegio privado instó a los disertantes a reducir el temario del taller y les prohibió mostrarle preservativos a chicos de 17 y 18 años. Otras escuelas públicas "cajonean" las charlas.


Padres de alumnos de escuelas públicas y privadas, de la ciudad de San Luis, dieron a conocer que una institución condicionó y pidió reducir el temario del taller que dictan profesionales del Servicio de VIH y ETS del Hospital San Luis, mientras que otros centros educativos públicos son reticentes y demoran en exceso la respuesta y la confirmación de las fechas para que las capacitaciones se concreten en las aulas.

La capacitación se denomina “El VIH nos afecta a todos” y aunque parezca mentira, en pleno siglo XXI, hay docentes que cuando escuchan el combo de palabras: VIH, SIDA, Preservativo, Hombre, Mujer, Cama o Sexo, entra en pánico.

Educación sexual en las escuelas puntanas. Foto: El Diario de la República,

Según informó El Diario de la República varios padres se comunicaron con dicho medio y aseguran que desde el Ministerio de Salud, ya se enteraron de las actitudes de distintos centros educativos y por ello, la titular de la cartera, Graciela Corvalán, le pidió un informe al jefe del Servicio de VIH y ETS del Hospital San Luis, Juan Millán. Por lo que el jueves a la tarde, la funcionaria ya tenía algunos documentos en su escritorio.

Todo se dio a conocer cuando un alumno le contó a sus padres la extraña bienvenida que recibió el equipo del Servicio de VIH y ETS del Hospital San Luis, tras llegar a su colegio. 

Según dijeron los padres del alumno que reveló la situación, en la escuela privada pidieron reducir parte de la charla, quisieron saber de antemano las palabras que los profesionales utilizarían y subrayaron que no aceptarían ante los alumnos la muestra de preservativos. Todo eso a chicos de entre 17 y 18 años.

También hay escuelas públicas que demuestran una clara reticencia a recibir en sus aulas el taller que solo busca prevenir las enfermedades de transmisión sexual, que despierta conciencias sobre VIH, habla acerca de cómo se transmite, refiere a los métodos anticonceptivos a nivel general e insta a chicos y chicas a respetar la diversidad sexual. También hacen mención a los derechos que poseen como individuos.

Al parecer, los directivos, avergonzados por la información que sus alumnos podrían recibir, “cajonean” la documentación básica que completan y firman las partes para que “El VIH nos afecta a todos” llegue a las aulas y a las mentes de los estudiantes.

Desde el Ministerio de Salud confirmaron que las capacitaciones se dan, hasta el momento ya las tomaron de manera gratuita unas 4 mil personas, y se dictaron en entidades públicas como el Registro Civil, hospitales, la Penitenciaría Provincial, el Instituto Superior de Seguridad Pública “Juan Pascual Pringles” y en diversas Comunas del interior. Próximamente será el turno para las diversas parcelas de trabajadores del Plan Solidario, de acuerdo a los cronogramas prefijados.

Los datos oficiales señalan que hay escuelas privadas y públicas que recibieron a la disertación con los brazos abiertos. Entre ellas figuran: la “Mitre”, la “Nicolás Antonio de San Luis”, la “Güemes”, la “Fray Luis Amigó”, el “San Agustín”, el “San Marino”, el “San Pablo”, el “Suyai” y la “Rosenda Quiroga” de La Punta. Además explicaron desde la cartera que los mismos chicos suelen tener la iniciativa y los docentes se comunican con el Servicio de VIH y ETS del Hospital San Luis. Ese grupo cuenta con dos psicólogos, una obstetra, una nutricionista, dos agentes sanitarios y asistentes sociales. En su contenido, la disertación posee todo el rigor científico, su lenguaje es absolutamente respetuoso y desde esas bases, los responsables de las clases plantean los distintos ítems.

Además del trabajo que desarrolla en el Hospital San Luis, el Servicio lleva adelante sus clases en colegios o instituciones públicas como una faceta clave de su labor: apuntan a cumplir un trabajo social que pretende informar a los más jóvenes sobre temas que ellos quieren conocer y analizar.

Al cierre de esta edición, algunas versiones señalan que funcionarios de los ministerios de Salud y Educación trabajaban en conjunto para revertir futuros condicionamientos docentes sobre el taller. Buscarán preservar la iniciativa, sus contenidos y al equipo profesional. El mismo que muchos alumnos despiden con aplausos al cierre de la charla. Siempre cuando los hayan dejado entrar al aula. De no creer.






Comentarios