Desde la primer hora del jueves están protestando sobre la Autopista de las Serranías Puntanas.


Esta noche choferes autoconvocados, propietarios de transportes chicos y grandes confirmaron que el corte que se inició a la altura de la fábrica Bagley continuará durante toda la noche. “No estamos pidiendo nada de otro mundo, la situación no da para más. Queremos hacer visible esto y que el Gobierno nos escuche”, contó Darío Becher, un transportista de la ciudad villamercedina.

Los cortes, según se resolvió, seguirán siendo parciales cada 20 minutos sobre la autopista.

Los trabajadores plantean que cada vez que entran a la provincia deben pagar $6 mil el hisopado, y es un monto que no todos están en condiciones de pagar. “En todas las provincias en gratis para los camioneros, pero acá lo tenemos que abonar o no entramos. Y encima en ninguna provincia están presos como nosotros”, se quejó Becher.

“Los estudios de otras provincias no sirven, te lo tenés que hacer acá cada vez que entrás”, agregó.

En la protesta hicieron notar que “si los resultados son negativos, que el chofer pueda volver a su casa con su familia, tal como lo hacen policías, personal de Cosafi, personal de la Zal y de salud”, según pidieron.

Los reclamos apuntan a las malas condiciones de los centros de carga y descarga donde deben permanecer a su arribo, en el caso de Villa Mercedes, la ZAL. “Nada cambió, ahí nunca estuvo en condiciones”, aseguró el transportista.

“Nos tratan como animales, no tenés agua caliente, ni qué comer, los baños son un desastre y ni siquiera te podés bañar. Tenés que quedarte ahí. Queremos trabajar y que se respeten nuestros derechos. No tenemos la culpa de esta pandemia, en otras provincias los costos son asumidos por los Gobiernos, queremos que acá pueda pasar lo mismo”, dijo por su parte Walter Gil, un camionero de San Luis.




Comentarios