El Consejo Deliberante y el municipio puntano recibieron más de 180 solicitudes.


El Concejo Deliberante trabaja en la creación de un protocolo para la colocación de reductores de velocidad en la ciudad. El proyecto de ordenanza surge a partir de la gran cantidad de solicitudes que recibieron desde fines del año pasado: al órgano deliberativo llegaron 68 pedidos, mientras que a la Municipalidad cerca de 110, superando los 180 en total.

La comisión de seguridad del Concejo ya se reunió con especialistas en seguridad vial y con funcionarios de la Comuna para tratar la problemática. “Claramente en los barrios de la periferia se conduce con mayor velocidad y los vecinos entienden que la forma de poder disminuirlo es con la colocación de un reductor de velocidad”, apuntó Johana Sosa, integrante de la comisión, perteneciente al bloque Frente Justicialista de Todos.

“La realidad es que tenemos que tomar este tema con la importancia que amerita, abre una puerta a la falta de educación vial que estamos encontrando en la ciudad de San Luis”, remarcó la legisladora, quien detalló que la mayor cantidad de solicitudes son de la zona norte y este de la ciudad.

Según describió la concejala, hoy la Municipalidad toma el reclamo a través del 147 y hace la solicitud del reductor. La Comuna llega al lugar y verifica si es necesaria la colocación. Ambos poderes buscarán cruzar datos para ver la totalidad de solicitudes, que no se repitan o se hagan en la misma zona.




Comentarios