Padres de chicos que asisten al Centro Educativo Nº 6 de la localidad de El Volcán dieron a conocer la situación.


Este miércoles trascendió a los medios de comunicación que los padres de los alumnos que asisten al Centro Educativo Nº 6 de la localidad de El Volcán, en San Luis, denunciaron que a sus hijos les dieron “leche con mal olor y alfajores amohosados”.

El tremendo hecho se conoció luego de que las fotografías se viralizaran por redes donde claramente se ve un alfajor con hongos. La imagen desató una gran indignación y los padres exigen que los directivos den una respuesta.

El Chorrillero logró comunicarse con algunos padres y confirmó que recibieron un correo electrónico de parte de la directora del establecimiento educativo, Marcela Bertucci – que luego fue compartido por WhatsApp – donde expuso que la cooperadora había realizado “en buena fe la compra de cajas de alfajores” (en el mes de abril) para ser entregados día por medio a los alumnos en el horario de la merienda. Bertucci explicó que “desconocía” la fecha de vencimiento.

Los niños 5° y 6° grado que recibieron la merienda en estado de descomposición le contaron a su padres que le sintieron “olor feo” a los alimentos.

Pero el problema más grave es que aparentemente esa misma comida le dieron a los niños de 3 y 5 años, debido a que muchas mamás contaron que tuvieron que llevar a sus hijos al médico con “síntomas similares de dolor de estómago, cabeza y vómitos continuos”.

Les dieron a los niños merienda podrida.

Soledad Varela, mamá de dos pequeños que asisten al centro educativo, contó al mencionado medio digital que “la leche ya viene desde el año pasado con comentarios de los chicos que le sienten gusto feo. Mi hijo más grande me dijo días atrás que le sentían un sabor raro al alfajor y por eso no lo comían”, recordó.

La semana pasada, debido a esta situación, los padres se reunieron con Marcela Bertucci y ella “habló de un faltante de plata, que no había sido notificado de eso al Ministerio de Educación y que se perdió mucha cantidad de dinero”, detalló Varela y añadió que acudieron al Intendente para que intervenga.

Otra de las características que llama la atención a los padres, según Varela, es que a los niños les entregan los alfajores “sin el envoltorio”; entonces “los chicos ni siquiera saben de qué marca es lo que están comiendo”.

Varela recordó que hace unos meses la directora envió a cada niño con rifas y “pedía que los padres compraran para colaborar con adquisición de la merienda”.

“La directora dijo que los $200 de cooperadora que pagamos, la plata que el Gobierno le manda para la merienda de los alumnos y todo lo que pudimos haber colaborado como las rifas, nada existe porque la escuela no cuenta con dinero”, describió.

La madre aseguró que la responsable de la cooperadora renunció “por el hostigamiento de la directora, igual que el que recibe todo el personal de la cocina”.

Incluso hay padres que aseguraron que existe un audio en el que la directora mandaría a limpiar los alfajores, quitarles el envoltorio y entregárselos a los chicos.

Hasta el momento sigue entregando la merienda, pero los padres advirtieron a sus hijos que no consuman lo que les den. 

“Yo en mi casa los cuido con la comida, todo y en la escuela, donde supuestamente están cuidados también, no es así, por eso mi indignación”, concluyó la madre.




Comentarios