El pobre animal estaba helado y no podía salir. Afortunadamente la Policía de San Luis lo rescató.


El lunes cerca de las 9 de la mañana dos mujeres vieron cómo un perrito no lograba salir de un canal con agua helada, entre las calle 17 de agosto y 25 de mayo de la capital puntana, y decidieron pedirle ayuda a la Policía. 

El jefe de la dependencia local, comisario Juan Manuel Barrios contó a La Posta: “La auxiliar Arrieta Elizabeth no dudó en sacarse los borceguíes y meterse al agua” y añadió que la temperatura a esa hora era muy baja y el agua estaba “helada”.

Cuando la auxiliar se metió al canal observó que el animal estaba nervioso y agresivo, por lo que decidieron enlazarlo con una soga para finalmente ponerlo a salvo.






Comentarios