Un joven sanjuanino realizó una investigación científica para ayudar a personas en situación de vulnerabilidad y gracias a ello recibió el premio Domingo Faustino Sarmiento luego de obtener su título universitario en Licenciatura en Psicología. Su nombre es Lucas Yúdica y su idea es poder brindar ayuda y asistencia a personas de pocos recursos.

El joven egresó de la Universidad Católica de Cuyo y su trabajo final fue titulado “Emociones y explicaciones causales asociadas a la disposición a brindar ayuda a personas pobres”. Su línea de investigación está relacionada a la desigualdad social y fue realizada a través del Instituto de Psicología Básica y Aplicada de la Facultad de Filosofía y Humanidades de mencionada Universidad.

Según explicó Lucas a Diario La Provincia SJ, “la idea surgió a partir de la temática que me gustaría mucho que es la psicología social y comunitaria y estaba decidido a hacer mi trabajo fina l en esa área (...) Me interesaba estudiar sobre la pobreza y también quería agregarle algo clínico, por eso le agregué las emociones, es decir, pobreza y emociones”. Además, detalló que su investigación le llevó entre 6 y 7 meses y trabajó con 331 encuestas de jóvenes entre 14 y 26 años. En el cuestionario, preguntó sobre las causas de la pobreza, las emociones que sentían frente a personas en situación de vulnerabilidad y las creencias frente a un mundo justo.

“Los resultados tuvieron que ver a que, mayoritariamente, los jóvenes atribuyen la pobreza a causas individuales, es decir factores que se encuentran dentro del mismo individuo. También hubo un porcentaje elevado que plantea que la pobreza está en causas socio estructurales, es decir en factores externos al individuales. Algo que me fue muy significativo es el papel que cumplen las creencias y emociones en esto, a la hora de acercarnos y abordar la pobreza como situación social”, indicó Lucas sobre los resultados que obtuvo.

Además, indicó que “nuestras cogniciones, nuestras creencias, incluyen mucho en los acuerdos que vamos a tener en la implementación de políticas que vayan a abordar la pobreza”. En ese sentido, subrayó que las emociones juegan un papel relevante a la hora de brindar ayuda a personas en situación de pobreza.

Finalmente y sobre cómo continuará su línea de trabajo como profesional de la psicología, indicó que su idea es evaluar el trabajo en adultos y realizar comparaciones: “Me gustaría continuar en la docencia con respecto a estos temas y participar en la formación de profesionales que tengan una mirada en la sociedad y lo comunitario. Me gustaría brindar algún servicio desde el voluntariado o alguna ONG”, concluyó.