Un carpintero de la provincia de San Juan podría recibir 18 años de cárcel por abusar y embarazar a su vecina de 12 años. Esa es la pena que pidió la fiscal Marcela Torres, argumentando que la víctima sufrió un grave daño en la salud física y mental. La decisión final la tendrá el juez Miguel Dávila Safe, titular de la Sal I de la Cámara Penal. La defensa del changarín pidió una pena menor.

//Mirá también: Denuncian a un profesor de Catequesis por el presunto abuso de una niña de 5 años

El hombre de 36 años está imputado por abuso sexual con acceso carnal y también por la corrupción sexual agravada de la menor. Diario de Cuyo publicó que la niña era vecina e hija de un íntimo amigo. Que producto de ese ultraje sexual, ella quedó embarazada y, para preservar su vida, fue sometida a una interrupción legal de su embarazo. Tenía 13 semanas de gestación cuando ocurrió el procedimiento.

Una prueba de ADN confirmó la paternidad del acusado. También se sumó el relato de la menor y el de sus padres, el informe médico, y el análisis de los psicólogos. Además, otros informes detallaron que el imputado padece inmadurez, escasa empatía y falta de control de sus impulsos.

//Mirá también: Liberaron al empresario sanjuanino acusado de abusar de su empleada

La defensa del carpintero, a quien no se lo identifica para preservar a la víctima, cuestionó las pruebas de la fiscal. Primero señalaron que no había prueba para sostener que aún persista el daño físico y mental en la menor, y después cargaron contra la prueba genética.

El sujeto está detenido desde el 3 de octubre de 2019 y ahora podría recibir una dura condena. El juez Miguel Dávila Safe, titular de la Sal I de la Cámara Penal, anunciará su veredicto en las próximas horas.