Por el incumplimiento de la contratación de proveedores locales, la Cámara Argentina de Proveedores Energéticos y Mineros (CARPEM) realizó un banderazo. El reclamo ocurrió en el departamento Iglesia, reclamando contra Veladero y contra el ministro de Minería, Carlos Astudillo, supuestamente por no intervenir en el conflicto.

//Mirá también: San Juan, entre las provincias con mayor crecimiento en consumo de cemento en septiembre

En diálogo con el programa radial El Dedo en la Llaga que transmite AM1020, el presidente de CARPEM, Sergio Vallejos, indicó: “No es en contra de Barrick, es a favor de los trabajadores que están precarizados, de los profesionales que se ven desplazados por ingenieros que vienen de otras latitudes y de la llegada de firmas del exterior que se quedan con contratos que podrían ser para las empresas sanjuaninas”.

Además, agregó: “Y como esa empresa no está instalada en San Juan, subcontrata. Esto no permite el desarrollo porque terminás poniendo tu capital, tu maquinaria y tu personal al servicio de un negocio y no de la provincia”. Por otro lado, sostuvo que estas empresas que llegan desde afuera “no tienen domicilio fiscal en San Juan, no tributan a la provincia, ni tienen una cuenta abierta en un banco de San Juan, este sistema tiene que cambiar porque es mucha la plata que se va”.

//Mirá también: Adelantarán el horario de uso restringido del agua potable en San Juan de diciembre a noviembre

Sobre la intervención del Gobierno de San Juan, aclaró que hubo reuniones en las que pudieron plantearle la situación al ministro Carlos Astudillo y también al secretario, Hugo Chirino, pero que “no se encaminó a ninguna acción para que Barrick revea esto. Sentarse a tomar café y darte una palmadita en la espalda no es un plan de acción, habría que preguntarle a Astudillo, porque a mí no me lo sabe contestar”. Por último, Vallejos concluyó: “Esto es un conflicto entre privados que debe mediar el Gobierno porque los recursos son de la provincia”.