Este miércoles declaró en Tribunales el sujeto que atropelló y mató a una joven sanjuanina en estado de ebriedad. Se trata de Cristian Muñoz, el conductor que manejaba con 1.98 gramos de alcohol en sangre al momento del trágico accidente. La víctima, identificada como Sasha Flores, tenía 22 años e iba de acompañante en la moto que manejaba su pareja.

El sujeto aprovechó la audiencia para romper el silencio. Consternado y con la voz quebrada, el sujeto sólo se limitó a decir que “no sé qué pasó, no fue mi culpa”. Además, agregó: “Hace cinco meses perdí a mi hermano. Estoy muy mal. Me pongo en el lugar de la familia”.

Su declaración, sin embargo, no tiene validez porque no ocurrió dentro del marco legal. Muñoz se refirió al siniestro cuando el juez de Garantías, Diego Sanz, le consultó sobre quién iba a ser su defensa oficial. Lo que ocurrió es que la abogada que iba a defenderlo, María Filomena Noriega, no llegó nunca a la audiencia y el juez decidió prorrogarla por lo que el hombre continuará preso.

En este contexto, el conductor insistió con que sea representado por Noriega y explicó que es de bajos recursos, que la profesional había sido contratada por su cuñada.

Ahora la audiencia continuará en la tarde del miércoles. Otra vez el sujeto se enfrentará al juez y al Ministerio Público Fiscal encabezado por el doctor Adrián Riveros para explicar lo que ocurrió, esa noche en el departamento Rawson, cuando atropelló y mató a Sasha Flores.