Este 10 de junio serán las elecciones de la Universidad Nacional de San Juan y, en los últimos días, la situación alrededor del acto electoral no ha dado respiro. Mientras que por un lado las autoridades trabajan a contrarreloj para poder cumplir con los requisitos legales correspondientes, la consejera superior Mónica Morvillo llevó a la Justicia Federal un planteo en el que proponía apartar a los docentes no concursados de los comicios. Ante esto, la Junta Electoral universitaria había tomado una decisión y luego tuvo que dar marcha atrás.

//Mirá también: El rector de la UNSJ, Oscar Nasisi, condenado por la muerte del alumno en 2010

Según publicó Tiempo de San Juan, portal digital que tuvo acceso al comunicado del órgano de la UNSJ, se había resuelto “a modo preventivo y ante un posible fallo que ponga en riesgo las elecciones generales para autoridades de la Universidad de todos los estamentos universitarios, implementar una simple cuestión operativa que consistió en separar en dos padrones el estamento de docentes regulares para preservar las elecciones del resto de los estamentos”. En función de dicho razonamiento de la Junta, se pidió por la “colaboración a las autoridades universitarias para poder contar con la lista de los docentes regulares cuyo ingreso a carrera fue por concurso de oposición y antecedentes; y que posteriormente efectivizaron otro cargo por Artículo 73°”. Sin embargo, esa información que tenía que ser aportada por el Rectorado, nunca llegó y ahora los miembros de la Junta, presidida por Laura Monserrat, prescindieron de su decisión anterior discriminar a los docentes regularizados.

“Se tuvo en cuenta que en las elecciones de autoridades universitarias no participan solamente el estamento docente, sino que tiene que considerarse los derechos políticos a elegir y ser elegidos de los estamentos Nodocentes, egresados y estudiantes”, resaltaron fuentes allegadas al portal sanjuanino. Como no se puede contar con los padrones divididos, la junta de la UNSJ resolvió finalmente y por unanimidad que los docentes voten en una única urna y, de esta manera, “deslindar la responsabilidad de esta Junta Electoral ante una resolución que tuviera como consecuencia la nulidad de las elecciones”.

//Mirá también: Una por una, todas las medidas restrictivas decretadas en San Juan hasta el viernes

En definitiva, si bien entendían que la división de profesores regulares era una “medida preventiva” para no poner en duda todo el proceso electoral, finalmente se hará con un mismo padrón. Sobre este tema existe un antecedente, cuando en 2019 la Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar a una presentación para que docentes no concursados no participaran en las elecciones que se llevaron a cago en la Universidad Nacional de Jujuy ya que la Ley de Educación Superior considera que no tienen derechos políticos.