Lo que parecía una mañana normal se transformó en una pesadilla para los propietarios de una finca. Los dueños de la propiedad, ubicada sobre Avenida De los Ríos a metros de calle La Plata, en Caucete, encontraron el cuerpo sin vida del sereno que cuidaba el lugar. A primera vista, se dieron cuenta que algo no estaba bien y llamaron a la Policía. Finalmente los uniformados constataron que el deceso no fue por causas naturales sino que el sereno había sido asesinado.

La víctima del homicidio fue identificada como Juan Jorge Brizuela, de 67 años de edad. El sereno fue encontrado con las manos atadas, con golpes en varias partes de su cuerpo, entre ellos uno en la cabeza, que habría sido el que le provocó la muerte. Esta terrible imagen fue la que vieron los dueños de la finca, quienes fueron a la propiedad como todos los viernes, a llevar lo necesario para continuar con la actividad productiva en el campo.

Las primeras hipótesis de la investigación indican que al hombre lo mataron para robarle el auto, un Renault Torino, que apareció incendiado en calle Enfermera Medina y Río Negro. El vehículo fue hallado a la 1.30 AM del viernes 27 de noviembre, mucho antes de que encontraran el cuerpo de Brizuela. Los uniformados intentaron apagar las llamas, pero todo el tren delantero del auto fue consumido por el fuego. En la comisaría, les llamó la atención que nadie se presentara a reclamar por el Torino.

Sobre los autores del crimen, no hay información todavía, pero sospechan que están involucradas al menos dos personas. La jueza Gema Guerrero, del Primer Juzgado de Instrucción, lleva adelante la investigación del homicidio. Hubo intentos de comunicación con familiares del hombre asesinado, pero aún no pueden contactarse con ninguno.