El próximo junio en San Juan, la boleta de energía eléctrica tendrá un aumento en su tarifa. Los motivos de la suba tienen que ver con que en marzo se termina el congelamiento dispuesto a nivel nacional por el 2020. De esta manera, el incremento en el bimestre de abril mayo será de 6,48%.

Este valor se acordó en la última audiencia pública que se realiza anualmente y que en 2021 se hizo en enero. Allí, se fijaron las actualizaciones de precios que se aplicarían cuando se descongelaran las tarifas luego de haber estado un año paralizadas por la disposición del Gobierno Nacional por la pandemia de coronavirus.

Este incremento se instrumentará mediante la resolución 156/21 del Ente Provincial Regulador de Electricidad (EPRE) y es de aplicación tanto para las empresas Energía San Juan y Distribuidora Eléctrica de Caucete. El aumento de 6,85% abarcará a la categoría T1R3, que representa a los usuarios residenciales más comunes, los cuales deberán desembolsar casi 272 pesos más. Para otros usuarios menos consumidores, la suba será de 9 pesos.

Por otro lado, tampoco se descartan nuevos incrementos este año ya que la próxima audiencia pública está pautada para julio. Allí se estudiará el impacto de la inflación en las tarifas y también se analizará si se aprueban o no nuevas actualizaciones para después del 23 de julio. En otras provincias, los gobiernos ya autorizaron subas de hasta el 35%. En enero pasado, Energía San Juan pidió aumentar un 12,7% y DECSA hizo un planteo similar.

Pero las tarifas no solo aumentarán para los residenciales, sino que también abarcarán unas 250 empresas sanjuaninas en el orden del 88% del precio variable de la energía. A raíz de esto, varios sectores productivos de la Provincia ya emitieron quejas sobre la actualización que correrá desde el 1 de abril y que se verá reflejada en las boletas de junio.