Mientras se investiga a fondo el homicidio de Oscar Mura, agente de la Policía de San Juan, en las últimas horas fuentes judiciales confirmaron que el único acusado se encuentra asilado por coronavirus. Diego Espejo, quien tenía una relación amorosa con la víctima y fue hallado en la escena del crimen, con un arma en la mano, dio positivo de Covid-19 y por esa razón la audiencia de este viernes será suspendida.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, en la jornada del jueves intentarán determinar con quién estuvo en contacto. Sobre todo identificarán a los policías que estuvieron cerca de él, para saber si se produjo o no algún contagio. Cabe destacar que el único sospechoso del brutal asesinato del policía sanjuanino fue detenido en la madrugada del viernes y desde entonces sólo salió de la celda para participar de una audiencia en Tribunales.

La víctima tenía 28 añosTiempo de San Juan

Desde la Justicia explicaron que esta novedad puede dilatar algunos aspectos del proceso, pero no precisaron cuáles. Lo que sí está definido es que una vez que esté frente al fiscal Francisco Micheltorena, cuando pueda llevarse a cabo la audiencia de formalización de la acusación, será imputado. Ya hubo una audiencia el día domingo pero la misma fue postergada por un ataque de nervios que sufrió el acusado.

Espejo será imputado por homicidio agravado por el vínculo. Además Fiscalía pedirá que la calificación se agrave porque considera que el homicida mató con alevosía. Mura murió en el acto después de recibir cuatro disparos en su propia casa, ubicada en el departamento Chimbas. La defensa del presunto asesino plantea que la víctima era un violento y que minutos antes de que se desencadenara lo peor, el detenido había intentado romper con el vínculo.