Un escándalo apunta por estas horas a la gestión anterior del municipio de Capital. El Tribunal de Cuentas no aprobó los números de este municipio gestionado por Franco Aranda hasta 2019 por una deuda de $10.592.127,99 que la empresa Supercanal mantenía con la institución y cuya devolución fue acordada, insólitamente, mediante publicidad.

//Mirá también: Suspenden a un juez sanjuanino por humillar y ejercer violencia contra una empleada

Como no se pudo acreditar con documentación el pago de nada más y nada menos que $5.795.433,89, el Tribunal notificó a cinco ex funcionarios de la gestión de Aranda, incluido el mismo ex intendente. Por lo tanto, los sospechados deberán conseguir la documentación que demuestre el pago total de la deuda, sino, el dinero deberá regresar a las arcas públicas.

Según publicó Tiempo de San Juan, en algunos municipios se permite que las empresas de comunicación puedan canjear sus deudas por publicidad. De esta manera se manejaba la Municipalidad de Capital durante la gestión de Franco Aranda, por esto, acordaron con Supercanal el pago de los más de 10 millones de pesos a través de publicidad.

La legislación establece que se efectúe la presentación del ejercicio contable correspondiente al 2019 en el Tribunal de Cuentas. Esta entidad puede aprobar o reprobar las cuentas, también puede objetar un ejercicio indicando reparos, recomendando u objetando un ejercicio. En este caso, el Tribunal reprobó las cuentas de la municipalidad porque no hay pruebas que acrediten que toda la deuda fue saldada. Hay casi 6 millones de pesos que no están respaldados con documentaciones, motivos por los cuáles fueron notificados los cinco funcionarios de la gestión de Aranda, incluido el ex intendente.

Además de Franco Aranda, están involucrados el ex coordinador de Gabinete, Alejandro Carvajal; el ex director de Prensa, Gabriel García; la ex secretaria de Hacienda, Sandra Orellano Ruiz y el ex secretario de la Unidad Tecnológica, Tomás Andrés Zavalla. En la cédula de notificación se les atribuyen los cargos de “no haber acreditado documentadamente, ni registral ni contablemente, el origen y exactitud de los montos compensados en Convenio de Pago N°2307”, entre el municipio y la empresa Supercanal.

//Mirá también: Nuevas detenciones por tenencia y distribución de pornografía en San Juan

De esta manera, los cinco ex funcionarios deberán presentar los recursos correspondientes que permitan acreditar que la deuda sí fue cancelada. Llegado el momento de que no puedan justificar la cancelación de la deuda, lo que podría pasar es que los conceptos terminen siendo abonados por los implicados o que el pago se transforme en una deuda solidaria, donde se distribuiría su pago entre los ex funcionarios y el municipio en un porcentaje que decidiría el mismo Tribunal de Cuentas.