El accidente de tránsito del domingo pasado en San Juan el que un conductor en estado de ebriedad atropelló a dos motociclistas y mató a una de ellas, sumó un nuevo capítulo. Es que, el conductor del Volkswagen Gol Cristian Muñoz, de 40 años, había quedado detenido por la muerte de Sasha Flores y, el último miércoles, quedó en libertad.

Durante la tarde del último miércoles, el fiscal Adrián Riveros adelantó en la audiencia de formalización que buscan que se le impute el delito de homicidio simple con dolo eventual, lo que lo expondría a una pena de 8 a 25 años de prisión. Por el otro lado, Filomena Noriega, la defensa del homicida, busca una calificación menor que le permita zafar de la cárcel.

En este marco, Riveros afirmó que Muñoz tuvo un “desprecio por la vida humana” por su accionar y solicitó la prisión preventiva de 3 meses. Sin embargo, el juez de Garantías, Diego Sanz, resolvió excarcelarlo con una caución de 400 mil pesos. También, otorgó un tiempo de 6 meses para la investigación penal preparatoria.

Sasha Flores, víctima fatal del siniestro vial en Rawson.

Una noche trágica

El accidente en el que murió Sasha se registró el domingo 21 de noviembre a las 23.55, en la intersección de calle Vidart y Gobernador Castro, Rawson. Junto a ella circulaba su novio Matías Aballay, de 24 años, en una moto Honda Titán. Habían salido a buscar comida y circulaban de manera tranquila, sin imaginar que el destino les jugaría una muy mala pasada.

Como consecuencia del accidente, Flores murió por la gravedad de las lesiones sufridas. Por el lado del conductor del auto, Muñoz, éste se sometió a un test de alcoholemia que demostró que tenía 1,9g/l de alcohol en sangre, siendo que el máximo es de 0,5.