Un reconocido consultorio radiológico sanjuanino cerró sus puertas luego de muchos años. Su referente, Carlos Fagale, contó cómo fue la situación que lo llevó a tomar la drástica decisión de abandonar el lugar que atendió a pacientes de la provincia durante 40 años y que estaba ubicado en Avenida Córdoba 169 oeste.

//Mirá también: Coronavirus en San Juan: este lunes se registraron 64 nuevos casos y 7 muertes

“En tantos años atendí todo tipo de circunstancia. Un domingo que alguien se luxaba cadera o tenía dolor de abdomen agudo y salía corriendo a hacer las placas. Debo haber atendido a casi todos los gobernadores de San Juan. Por mi consultorio creo que paso casi la mitrad de los habitantes de San Juan, mes a mes durante 40 años”, relató Fagale a Tiempo de San Juan. Además, el reconocido profesional agregó: “Mi consultorio tenia aproximadamente 40 años en el mismo lugar y considero que ejercer la profesión durante tantos años con ética y una aceptación profesional pocas veces vista me hace sentir muy orgulloso y a la vez muy apenado de tener que cerrar el consultorio por una crisis así”.

“El asunto fue que se dictó el DNU y yo tenía un consultorio con un determinado número de personas que trabajaban para mí, a mí me impedían por mi edad y problemas de salud circular por la calle. Tengo mas de 65 años y no podía circular, agregado el terror porque al principio no teníamos kits de protección a mano. Después de 4 meses no hubo manera de sostenerlo, por miedo, por una situación económica desastrosa. Ahora soy uno más de las múltiples pymes que tuvieron que cerrar, por una decisión que contempló la parte del aislamiento y no la económica”, sostuvo.

Doctor Carlos FagaleTiempo de San Juan

El 20 de marzo de 2020, Fagale cerró el consultorio y nunca más volvió a abrir: “Yo tengo alguna realidad económica y era uno de los pocos que quedaban trabajando con la placa física de acetato, que estaba ligada al precio dólar y era difícil de conseguir, se me acumularon deudas con los proveedores, una serie de circunstancias que hizo imposible seguir”, detalló. Sobre los empleados, aclaró: “Intentamos llegar a un arreglo que en parte se logró y en parte no, y las deudas se acumularon”.

//Mirá también: La Justicia sanjuanina avaló al IPV en la quita de una vivienda a un adjudicatario incumplidor

Hasta el día de hoy los pacientes desprevenidos siguen yendo hasta el lugar a buscar sus servicios, pero desde hace más de un año que el consultorio, uno de los más tradicionales de San Juan, ya no atiende. “El cierre fue impensado y abrupto pese a que hace años no tenemos las mejores épocas. La gente sigue yendo, me llaman por teléfono y me dicen ‘doctor no me contesta nadie, y en internet sigue figurando que atiende’, y me dice la gente ahora que cerré que es una pena. Me dicen que quedaron huérfanos. Me dicen ‘doctor, mi hijo vive porque usted le dio un diagnóstico. Estoy feliz de haber ejercido a conciencia la profesión”.