Finalmente, se conoció el resultado de la pericia genética realizada por el ladrillero de Rivadavia que fue detenido en junio por abusar sexualmente a una niña sanjuanina de 11 años. A la menor le tuvieron que practicar un aborto ya que tenía un embarazo de 17 semanas. Los resultados confirmaron que fue él, Héctor Luis Torres Siles, de 46 años de edad, quien dejó embarazada a la niña.

//Mirá también: Detienen en La Bebida a un hombre acusado de violar y embarazar a una nena de 11 años

El imputado es comerciante en la localidad de La Bebida y fue denunciado en los primeros días de junio luego de que los padres de la pequeña se enteraran de que ella estaba embarazada. Así fue como la menor contó que había sido “El Chiqui”, como lo conocían, quien había abusado de ella. A ella la internaron en el Hospital Dr. Guillermo Rawson y por la decisión de sus padres y consejo médico fue sometida a una interrupción del embarazo.

La apertura de la causa penal contra Torres Siles fue solicitada por la fiscal Valentina Bucciarelli y por el ayudante fiscal Nahuel Ibazeta de la Unidad Fiscal de Investigación del Centro ANIVI. Al presunto violador se lo imputa por los presuntos delitos de abuso sexual con acceso carnal, agravado por el grave daño en la salud mental y física de la víctima. Por su parte, el juez de garantías Andrés Abelín hizo lugar al pedido de la fiscal y por eso mismo dispuso la prisión preventiva del comerciante por 1 año y también el mismo plazo para lo que será la investigación penal preparatoria.

//Mirá también: Un sanjuanino fue condenado por manosear a su hija de 14 años

El hombre aparentemente se habría defendido al momento de la detención diciendo que “ha sido consentido, el problema es que es menor”. Si bien no trascendieron muchos detalles del caso, las primeras versiones indicaron que los padres trabajan en el horno de ladrillos de la familia del detenido y que se conocen hace años. Torres Siles habría atacado a la nena de 11 años en un momento en el que se encontraba sola en el predio que está ubicado en calle Pellegrini. El hecho habría ocurrido hace meses, aunque ahora buscan determinar si hubo violaciones previas y si duraron en el tiempo. El estudio del perfil genético del imputado arrojó un índice de probabilidad muy alto y, según fuentes judiciales, se confirmó que fue él quien embarazó a la niña de 11 años. Por esto, el delito que le atribuyen tiene una pena que va de entre 8 a 20 años de cárcel.