Los policías que golpearon en una comisaría a un delincuente sanjuanino fueron condenados este jueves por el juez de Garantías Diego Sanz. Se trata del agente Marcos Adrián Diez y el cabo Martín Alejandro Peñaloza, quienes fueron sentenciados a un año de prisión condicional y dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, publicó Diario de Cuyo.

//Mirá también: Denuncian a dos policías por brutal golpiza a un joven: “Tiene convulsiones”, dijo el padre de la víctima

El juicio se llevó a cabo en Tribunales. A pesar de que la defensa había solicitado la absolución de los uniformados, el fiscal Renato Roca pidió la pena que terminó otorgando el magistrado. Si bien el castigo permite que permanezcan en libertad, ambos deberán ser expulsados de la Fuerza.

Diez y Peñaloza fueron acusados de apremios ilegales en perjuicio de Lucas Adrián Cuello, un conocido delincuente al que agredieron en el interior de los calabozos de una seccional policial. Todo ocurrió en mayo pasado, cuando el sujeto fue aprehendido en una plaza de la localidad de Angaco después de que los policías, entrevistándolo porque no tenía barbijo, descubrieron que tenía pedido de captura por una denuncia de ex.

Cuello terminó hospitalizado. En el nosocomio denunció que los efectivos lo despertaron con un baldazo de agua fría y se burlaron de él mientras lo agredían.

//Mirá también: Estacionó su auto en pleno centro sanjuanino y apareció incendiado a 24 kilómetros

Un médico legista fue clave para la resolución del caso. El médico acreditó que el sujeto el detenido tenía una hemorragia en sus ojos a causa del ataque. Otros presos también declararon haber escuchado a Cuello decir “no me peguen más”.