Les desvalijaron la casa y cuando acusaron a un sujeto, recibieron fuertes amenazas.


Una familia sanjuanina atraviesa un verdadero calvario después de ser víctimas de un robo. Fue este último domingo cuando los malvivientes aprovecharon que en la vivienda no había nadie y arrasaron con todo, robando desde indumentaria hasta joyas valuadas en $50.000. Pero eso no fue todo, ya que los sospechosos a los que apuntaron amenazaron con matar a una hija de 21 años.

El hecho ocurrió en el barrio Los Alondras, en Chimbas. En la casa vive un empleado de una empresa de construcción, su mujer y cuatro de sus siete hijos. Los delincuentes, se cree que eran tres, ingresaron al domicilio hasta con un auto para cargar las cosas: varias joyas (algunas de oro) valuadas en más de $50.000, dos televisores, un microondas, dos planchitas para el pelo, una depiladora, un parlante portátil, un DVD, una máquina de coser, dos impresoras, ropa y zapatillas.

También se llevaron hasta los protectores íntimos femeninos, entre otras pertenencias. “Es horrible lo que sentís, que te vieron todo… me da cosa dormir en mi cama, tocar las cosas…”, dijo la mujer de la casa.

Pero el drama no terminó ahí. Después de hacer la denuncia correspondiente, la familia pudo dar con los sospechosos gracias al testimonio de los vecinos y al día siguiente fueron directamente a visitarlos. Sin embargo todo terminó en escándalo, según publicó Diario de Cuyo, porque el apuntado se negó y amenazó a la familia. “Me dijo que me van a matar a mi hija cuando la pillen. Estamos con candado todo el tiempo. No podemos movernos de la casa porque tenemos miedo que la quemen. Es horrible lo que estamos viviendo”, dijo la víctima del robo.






Comentarios