Hace cuatro años la provincia lanzó una moratoria que le permitió recaudar a la Dirección de Rentas 400 millones de pesos, en plena pandemia el Ejecutivo usó la misma estrategia para recaudar en un contexto desfavorable. En total llevan recaudados por esta moratoria 500 millones de pesos, un 25% más que en la anterior.

La moratoria se lanzó el pasado 20 de abril y fue extendida hasta el 31 de octubre.  Permite obtener descuentos de hasta el 75% del capital adeudado en ejecuciones fiscales del año 2013 o anteriores. Con el pago de contado se estableció un descuento del 15% sobre el monto de la deuda consolidada. Aparte hay planes de pago de hasta 10 años.

El director de Rentas, Ernesto Gil, habló con Diario de Cuyo sobre cómo puede acceder el ciudadano a este sistema de quita de intereses y deducciones de las deudas impositivas. "Todas las cancelaciones se pueden hacer a través de la web de Rentas, por lo que no hace falta que los contribuyentes se acerquen al Centro Cívico. Estamos preparando todos los servidores para que estén lo más liviano posible y, así, evitar problemas y contener todas las solicitudes que puedan llegar a ingresar. Históricamente, la última semana ha sido la más concurrida".

Se han adherido a la moratoria 34.797 personas físicas y jurídicas. La mayor parte optó por pagar de contado porque además de todas las deducciones obtienen este 15% extra mencionado previamente. Hay planes de financiación que permiten pagar hasta el 120 meses pero la gente en general opta por el efectivo porque "no quieren estar pagando cuotas durante 10 años", según Gil. Durante esta semana se espera una avalancha de consultas.

El Consejo de Ciencias Económicas solicitó mediante una nota que la moratoria sea extendida. Hasta ahora, no hubo respuesta ante el pedido.