Un episodio policial que comenzó como una persecución por cierto nerviosismo del conductor y el acompañante de una moto terminó con un mega allanamiento que dio un resultado inesperado. Para que pudieran atrapar a los ladrones, los uniformados pidieron permiso para pasar por un domicilio, fue allí cuando se encontraron con una plantación de marihuana. Fueron secuestrados 400 plantines.

La droga fue secuestrada, estaba en un domicilio.

En calle Salta e Hipólito Yrigoyen, frente al barrio Güemes, de Chimbas, dos hombres iban en una moto. Al ver al móvil policial, aceleraron para darse a la fuga, ambos estaban vinculados a un hecho delictivo. Los policías iniciaron una persecución que terminó en una finca. La propiedad es de Emilio Falcón, de 79 años y de Bárbara del Rosario Falcón, de 75 años, quienes permitieron el ingreso para que sigan a los delincuentes.

La Policía secuestró los plantines.

Al entrar, el personal policial se topó con una mega plantación de marihuana: 400 plantines, con buen crecimiento distribuidos en todo el terreno donde antes supieron haber parrales. Los plantines ocupaban unos 30 metros por 5. Para constatar los hechos, el comisario inspector Atilio Soria se hizo presente en el lugar. Dada la magnitud del secuestro, trabajó en el procedimiento Bomberos, Criminalística y la seccional departamental. El caso pasó a la Justicia Federal.

Sobre los ladrones, no se supo mucho más. ​Ahora la policía está abocada a rastrillar los alrededores de la finca, para ver si encuentran más plantaciones. Sobre los dos adultos mayores, poca información fue la dada a conocer por Relaciones Policiales. Por el momento, no están detenidos, además son personas de riesgo y en plena pandemia hasta que no tengan una vinculación clara con el delito, no serán trasladados a la seccional policial.