Aseguran que recibieron amenazas y que tienen miedo de que les incendien la vivienda.


El ataque de un perro de raza pitbull, que se escapó de una casa y provocó la muerte de una pequeña vecina de 9 años en el barrio barrio Malimán, ubicado en Rawson, conmocionó a toda la comunidad sanjuanina. En la mañana del 15 de septiembre, el sepelio de la menor se realizó ante una importante presencia de vecinos.

Si bien el dueño del perro, Sergio Eduardo González, de 53 años, permanece detenido y deberá responder ante la Justicia por el fatal hecho, sus familiares temen por su seguridad, luego de que algunos vecinos se reunieran frente al domicilio de la tragedia y, entre amenazas, lanzaran piedras contra la vivienda, lo que motivó la intervención y una permanente custodia de efectivos policiales.

Escondida detrás de una ventana y visiblemente consternada, la suegra del único detenido por el hecho, llamada Victoria, fue entrevistada por Tiempo de San Juan: “Le pido disculpas a la familia porque nosotros no teníamos un perro para que la matara. Le pido mil disculpas a la familia y a todos los familiares de ella”, aseguró la mujer entre lágrimas.

La mujer señaló que temen que los vecinos concreten las numerosas amenazas que han recibido: “Hay rumores de que nos van a quemar la casa y nos van a correr del barrio y una tiene miedo por los niños más chicos”.

Victoria aseguró que desconoce cómo el perro logró salir a la calle, ya que siempre estaba atado: “Ayer se salió del portón. Nosotros nunca habíamos tenido problemas con ningún vecino y de hecho yo con la madre de la nena siempre hablaba, pero ahora no me he atrevido a ir a pedirle disculpas ni a darle las condolencias por toda la gente que tiene al lado”, finalizó.




Comentarios