Todos serán juzgados por flagrancia por violar los protocolos contra la expasión del coronavirus.


Personal policial descubrió a dos sujetos escondidos en el acoplado de un camión intentando ingresar a la provincia. El hecho fue detectado en el control San Carlos, en el límite de San Juan con Mendoza. Todos deberán enfrentar a la justicia de flagrancia por infringir la normativa en contra de la propagación del coronavirus que rige actualmente en la provincia.

La detención fue el lunes 14 de septiembre, a las 9.10. Fue comenzando el día cuando funcionarios policiales de la División Tránsito apostados en el control de ingreso a la provincia del distrito San Carlos, detuvieron la marcha de un camión marca Iveco dominio MSL-457 proveniente de Mendoza, con destino a una obra del departamento Santa Lucía. Los uniformados le preguntaron al chofer si llevaba a alguien más, ante la consulta el transportista respondió que sí, que a otro muchacho durmiendo en el dormitorio del rodado, por lo que los efectivos policiales le solicitan que desciendan del camión y le piden que les muestre el interior de la batea, para lo que tuvieron que quitarle una lona que la cubría.

Dos sujetos se escondieron en el acoplado.

Fue así como los policías constataron que dentro de la batea transportaban una retroexcavadora pequeña, aserrín, y entre el aserrín venían dos sujetos más, a quienes se les ordena bajar también del vehículo. Por entrar a San Juan sin haber cumplido con las normativas de ingreso seguro impuestas por el Estado Provincial en el marco de la emergencia sanitaria que se vive en el país, producto de la pandemia, se procedió a aprehender a los 4 sujetos, dando inicio al procedimiento especial de flagrancia.

A los transportistas y a los obreros se les realiza un hisopado y se los aloja en hoteles durante 14 días. Una vez cumplida la cuarentena, se loz juzgará en flagracia. Las penas son abultadas multas, que pueden superar los $100.000.




Comentarios