Es para quienes están batallando contra el coronavirus y no quieren regresar a sus hogares por la seguridad de sus familias.


Un espacio con 13 habitaciones totalmente equipadas en la ex sala de Urgencias del hospital Rawson es el que destinó el Gobierno de San Juan para que se alojen todos aquellos profesionales de la salud que estén batallando contra el coronavirus y no quieren regresar a sus hogares por cuestiones inherentes a la seguridad. Ya sea porque viven en casas pequeñas que no les permite cumplir con el distanciamiento o porque comparten sus días con personas de riesgo, los agentes sanitarios tendrán a su disposición esta alternativa para que se hospeden allí mientras se extienda la pandemia. A este espacio seguro, se le sumará la casa de Betania, un lugar que usa la comunidad católica para realizar retiros espirituales. Allí habrá 50 habitaciones disponibles.

Alina Almazán, secretaria de Planificación del Ministerio de Salud, le detalló a Diario de Cuyo la función de estos espacios seguros. “Un agente sanitario que no quiera volver a su domicilio porque entiende que representa un riesgo para sus seres queridos, como puede ser un familiar anciano o una persona con complicaciones crónicas o que sea un padre soltero a cargo de un menor el Estado le brindará un alojamiento como el que se ha dispuesto en el hospital Rawson. Ese lugar se ha remodelado y cuenta con todos los servicios, como si fuera un hotel”, indicó.

La idea de estos espacios de contención nacieron a partir del programa Protegernos, que busca prevenir el contagio del coronavirus y fijar líneas de trabajo para luchar contra esta pandemia. Bajo el amparo de este programa se realizan testeos regulares entre los trabajadores esenciales. En San Juan son 16.000 los trabajadores esenciales a quienes se los hisopará cada 14 o 28 días. Será como cumplir con los controles de un calendario de vacunación y los mismos serán exigidos para poder cumplir con sus labores. 




Comentarios