Ocurrió en una vivienda de San Juan. El delincuente reventó la puerta y se quedó dormido en el piso.


Una anciana y su cuidadora se llevaron tremenda sorpresa este fin de semana cuando el delincuente que se metió a robar se quedó dormido en una habitación de la casa que pretendía atracar. Según publicó Diario de Cuyo, el episodio fue en un barrio de Chimbas, un populoso distrito al norte de San Juan, este domingo a las 8 de la mañana.

La casa está ubicada en la Avenida Benavídez, al 2300 y ahí estaba descansando una anciana y la enfermera que la cuida. Ambas escucharon un fuerte golpe en la puerta, de alguien que intentaba tirarla abajo para entrar. Se trataba de un delincuente que quería metere a robar. En medio del pánico, las mujeres se escondieron en una de las habitaciones del domicilio.

Desde ahí, encarradas, llamaron al 911 y pidieron ayuda. La Policía llegó al lugar en cuestión de minutos y, por la ventana, las dos mujeres le indicaron que adentro estaba el malviviente. Cuando los uniformados ingresaron se encontraron con una escena insólita. La puerta estaba reventada y abierta, arriba de la mesa había un televisor 32”, envuelto y listo para llevar pero eso no era todo. En una cama, la que generalmente ocupaba la enfermera, estaba el delincuente, durmiendo.

Los efectivos policiales tuvieron que despertar al ladrón y avisarle que se lo llevaban detenido. Se trataba de un adolescente de 19 años que la víctima dijo no conocer. La campera con la que había envuelto el aparato era de él y lo había llevado hasta la cocina. Sin embargo, parece ser que estaba tan cansado que decidió recostarse un rato antes de partir con el botín. Los pesquisas creen que pudo haber estado bajo el efecto de alguna sustancia ilegal. El delincuente quedó detenido y será juzgado, en los próximos días,  en el Fuero Especial de Flagrancia por tentativa de robo. 




Comentarios