Es sanjuanina pero vive y trabaja en Buenos Aires. "Dono porque sé que hay gente que no se puede recuperar", dijo.


Son decenas los sanjuaninos que han sido víctimas del virus Covid-19. En la provincia se han detectado apenas 8 casos, pero hay otros en el resto del país y el mundo. En Buenos Aires, por ejemplo, está Patricia Naveda, una enfermera albardonera que integra la lista de profesionales de la sanidad que han contraído la enfermedad y la han vencido. La mujer se contagió a principios de junio y esta semana recibió la confirmación de que ya no padece coronavirus, noticia que le permitirá donar plasma de manera voluntaria para ayudar a otros pacientes.

“El viernes de la semana pasada me dio negativo el hisopado. Me dijeron que en 3 días debían volver a hisopar y si daba negativo es que ya no tenía el virus. El lunes me hisoparon y me dio negativo. Ayer (por el martes) me llamó el médico y me dio el alta. Me dijo que ya no tenía más el virus. Estuve esperando que me avisen, estaba muy ansiosa por saber. Preguntaba a qué hora iba a estar el resultado y me decían que tenía que esperar, que estar pendiente”, sostuvo Patricia en diálogo con Diario La Provincia SJ.

Según contó la joven de 28 años, la enfermedad se empezó a manifestar en los primeros días de junio. Tuvo fiebre alta, dolor de garganta, de cabeza e incluso tos que le provocó irritación y sangrado. “Estando internada me costó mucho y más en la noche poder dormir. Sentía mucha angustia, pensaba cosas feas, en la muerte. Pensaba que nunca más iba a ver a mi familia y me desesperaba”, recordó con angustia su lucha contra el virus.

Patricia es oriunda de Albardón, departamento del interior de la provincia de San Juan.

Ahora, ya recuperada, quiere donar plasma para ayudar a otros pacientes en estado crítico. Para la extracción el personal de salud irá directamente hasta su casa. “Quiero dar porque sé lo que está pasando mucha gente que no se puede recuperar”, expresó.




Comentarios