Ocurrió en San Juan. Los delincuentes fueron detenidos al día siguiente del robo violento.


“Me dieron una piña que no sabía dónde estaba”, así recordó María Isabel Castro, de 80 años, el episodio de violencia que sufrió el viernes por la noche. La mujer vive en el Barrio Cooperativa Municipal, en Caucete, un distrito al extremo Este de la provincia de San Juan. Ahí estaba la jubilada viendo televisión cuando la sorprendieron los delincuentes.

Según contó María Isabel a Diario de Cuyo, la puerta se abrió de golpe y le apareció un hombre a los pies de la cama. “Qué pasa, quién es usted que se mete así en mi casa”, le dijo la anciana. “Dale, no te hagas la viva, levantate”, le dijo el ladrón. 

Los malvivientes eran tres pero sólo uno entró a la casa. Para poder meterse tuvieron que forzar las rejas de una ventana de una habitación. “Al que entró se le veían los ojos nada más, tenía una capucha y barbijo y ponía una mano debajo de la campera como que tenía un arma”, detalló la víctima. Los sujetos la llevaron primero a la cocina y ahí le pidió que les mostrara dónde guardaba su dinero. Ella abrió una ventana y empezó a gritar y los delincuentes le pegaron .  

“Me llevó para la cocina de nuevo para que no me escucharan los vecinos, pero yo seguía gritando. Ahí me empezó a retorcer los brazos”, describió la anciana. “Le di una bolsita con algo de plata pero después fue y sacó todo. Para mí es un montón, venía juntando hasta las moneditas, quería ayudarlo a mi hijo a que compre un coche“, concluyó muy angustiada María Isabel.

Horas después del atraco, los delincuentes fueron detenidos por personal de la Comisaría 9na que los llevó directo a la celda. Sin embargo, aún se desconocen las identidades de los detenidos y si llevaban el dinero de María Isabel. 




Comentarios