Ocurrió en San Juan entre dos jóvenes de la misma familia. Uno de los involucraos es menor de edad.


A dos meses del inicio de la cuarentena el domingo arrancó violento en la provincia de San Juan. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, un policía terminó apuñalado producto de una gresca entre dos jóvenes de una misma familia. El uniformado intervino para disuadir la pelea  pero terminó siendo él la víctima de las agresiones de uno de los violentos.

Fuentes policiales informaron al diario local que la gresca se desató frente a la Comisaría 13ra en Rivadavia, un distrito al Oeste de la provincia cuyana. Todo habría ocurrido cuando uno de los dos jóvenes involucrados iba a la seccional a radicar una denuncia por un problema familiar, cuyos motivos aún se desconocen, cuando se tomaron a golpes de puño en la puerta de la comisaría. 

El agente Julio Poblete, que estaba de guardia este domingo por la mañana, vio la batalla campal que se había desatado en las afueras del edificio policial y decidió intervenir. Como resultado de la violenta pelea, Poblete terminó apuñalado y tuvo que ser trasladado al Hospital Guillermo Rawson, en la Capital sanjuanina. Uno de los dos jóvene que se peleaban fue quien le dio varias puñaladas en la espalda al uniformado, con un elemento cortopunzante que no fue identificado. 

De los dos violentos uno era mayor de edad y se llama Jonathan Gabriel Solís, de 19 años. El otro implicado es menor de edad y por eso quedó en libertad a las pocas horas de ser detenido. Los dos están acusados de resistencia a la autoridad y lesiones. El agente Poblete, afortunadamente, fue asistido a tiempo y las heridas que sufrió no fueron de gravedad por lo que fue dado de alta.




Comentarios