Será a partir del lunes próximo. Los templos y capillas permitirán hasta 20 personas.


Mediante un acuerdo entre los representantes religiosos y las autoridades provinciales, las iglesias vuelven a abrir tras 58 días en San Juan. Pero en esta nueva etapa habrá cambios: estarán prohibidas las celebraciones y los bautismos, y no podrán estar más de 20 personas en simultáneo. La reapertura será el lunes 18 de abril y se trata de otra medida de flexibilización que viene aplicando el Gobierno provincial en medio de emergencia sanitaria por coronavirus.

La reapertura de los templos y capillas fue anunciada el jueves en la noche, tras validar el protocolo de sanidad y prevención que se había presentado al Consejo Pastoral. Las medidas a cumplir establecen también el distanciamiento intrapersonal, el uso de tapabocas y alcohol en gel personal. “Analizamos cada uno de los protocolos y llegamos a un acuerdo. Las personas deberán acudir con cubrebocas, mantenerse a dos metros, los confesionarios -por ejemplo- deberán ser desinfectados antes de que acuda otra persona y luego de retirarse los fieles se deberá hacer una desinfección del lugar”, comentó Fabiola Aubone, ministra de Gobierno.

Por otro lado no estarán permitidas las misas. “Los presentes manifestaron la necesidad de las celebraciones pero todos entendieron que por el momento no es lo indicado. Las medidas tomadas que se aplicarán desde el lunes fue lo acordado entre todos”, agregó la funcionaria en diálogo con Diario de Cuyo.

Otra de las medidas confirmadas para la habilitación de las iglesias es que a los cultos no podrán ingresar los menores de 18 años y los adultos mayores de 60. Estos dos grupos sí serán habilitados para “salidas saludables” desde el lunes 18 de mayo, en un radio de 500 metros a la redonda de sus domicilios.




Comentarios