Para prevenir el contagio de coronavirus, pese a que por ahora no hay circulación comunitario, en San Juan será obligatorio el uso de tapabocas. La medida empezará a regir desde el próximo lunes 20 de abril y deberá implementarse, sobre todo, en los lugares más concurridos de la provincia como bancos, supermercados y transporte público. Según publicó Diario de Cuyo, quienes no cumplan con esta norma serán sancionados con una multa que van hasta los 200 mil pesos.

La noticia fue confirmada oficialmente este martes al mediodía. El gobernador Sergio Uñac finalmente dispuso, como en otras provincias, la "obligatoriedad, desde las cero horas del día 20 de abril del 2020, del uso de protectores faciales, tapabocas y/o mascarillas cubriendo nariz, boca y mentón, en los lugares con atención al público y transporte público".

El uso de cubrebocas deberá responder a los protocolos sanitarios vigentes y servirá para evitar contagios de Covid-19. Las autoridades ya dieron a conocer una serie de tutoriales para preparar a la población. La idea es que cada persona pueda confeccionar su propio tapabocas para que los barbijos sea preservado únicamente para enfermeros, médicos y todo aquel personal afectado al sistema sanitario.

El Decreto Nº560 establece además que sanciones para los dueños de comercios y empresarios de transporte donde se registre el incumplimiento de la medida. La misma menciona la clausura o multa que alcanza los 3.000 JUS, en moneda nacional serían 200 mil pesos. Estos datos fueron confirmados por Carlos Lorenzo, Asesor Letrado de Gobierno, en referencia al sistema informático del Juzgado de Faltas.

Esta nueva medida será controlada por las fuerzas de seguridad, agentes de Industria y Comercio e inspectores municipales.