Fue en San Juan. Este fin de semana, durante la cuarentena, le llevaron 400 mil que estaban escondidos en un auto.


Un vendedor de autos sanjuanino fue robado por segunda vez en el mes, este fin de semana, por delincuentes que aprovecharon la cuarentena para cometer el ilícito. Según publicó Diario de Cuyo, los ladrones se llevaron $400 mil en efectivo, que estaban escondidos en el baúl de uno de los autos a la venta.

La agencia se llama “Nayar Cars” y está ubicada en calle Alem al 1082 Sur, en la Capital de San Juan. Hasta ahí llegaron los malvivientes para hacerse con una fortuna. Quien descubrió el robo fue Nicolás Nayar, quien fue al negocio el sábado por la mañana. Ahí se dio cuenta de que las luces, que su hijo Gastón siempre dejaba prendidas, estaban apagadas.

“Le llamé por teléfono a mi hijo para ver si él había apagado las luces y me dijo que no. Después me di cuenta que la puerta de la oficina estaba forzada”, relató Nicolás a Diario de Cuyo.

“Envenenado”, dijo estar el propietario de la agencia.

Cuando Gastón fue hasta la agencia para entrar con su padre confirmaron lo peor: les habían robado el dinero que estaba oculto en el baúl de un auto Toyota Corolla. El dinero estaba en una caja y era de las ventas de la agencia. Esos billetes, fue lo único que se robaron los delincuentes. Según la Policía, los mismos treparon por el portón de entradas y pasaron por un espacio que queda entre la parte superior y el techo.

“Nos llama la atención que hayan encontrado la plata, pensamos que es alguien que conoce los movimientos. Los autos al igual que el Corolla estaban sin llave. Han abierto varios, una Toyota, una Partner, también corrieron un Fiat Uno. Uno no sabe qué pensar, en una de esas capaz que intentaron llevarse los auxilios, no sé la verdad, a veces chorean lo que venga”, manifestó Nicolás Nayar.

El local fue cerrado a las 21.30 y, según testigos, a las 0 del día siguiente ya estaban apagadas las luces, por lo que creen que en ese lapso de dos horas y media se cometió el atraco.

“A mi hijo le dio un ataque de llanto, de ira. Él está construyendo y esa plata era para eso. Yo le digo que se tranquilice, que ya lo vamos a solucionar. Pero bueno, da bronca, él se c… laburando, a veces no se compra un lomo por no gastar, porque quiere terminar lo que está construyendo, y ahora le pasa esto. Le c… la vida al pibe, se la arruinan”, relató uno de los dueños.

Ahora la Policía trabaja para resolver el robo pero aún no hay detenidos ni pistas. La única esperanza de los agencieros son las cámaras de seguridad de comercios y casas de la zona. Esta no es la primera vez que les roban a los Nayar y hace menos de un mes alguien se metió a la oficina, mientras ellos trabajaban, y se llevó $130 mil en efectivo.




Comentarios