Ocurrió en San Juan. La víctima es un joven estudiante que se ausentó 4 horas de la propiedad.


En la mañana del miércoles pasado se dio un robo poco habitual en una vivienda de calle Cereceto, en la localidad sanjuanina de Concepción. Delincuentes ingresaron a la propiedad y además de dos notebooks, una bicicleta y $30 mil pesos en efectivo, se llevaron también alcohol en gel, jabones y hasta dos Lysoform que el damnificado guardaba en medio de las medidas de prevención por el coronavirus. Esto ocurrió cuando el dueño de la casa, Federico Olivera, se ausentó por cuatro horas.

Los delincuentes violentaron una puerta de chapa para poder cometer el atraco. Además le dieron una costeleta al perro para entretenerlo. “Cuando entré estaba todo hecho un desastre. Busqué un cuchillo por si seguían adentro y recorrí las habitaciones, pero no encontré a nadie”, afirmó el chico a Diario de Cuyo.

El botín con el que se alzaron los ladrones contenía computadoras, calzado, mucha ropa, dinero, una bicicleta (una Venzo valuada en unos $40.000) y un reloj. Lo que le llamó la atención al damnificado es que también se llevaran, en tiempos de pánico por la alerta sanitaria, productos de higiene y limpieza sumamente requeridos en estos días. Por ejemplo los champú que tenía en el baño también se los robaron. 

Pero estos artículos no son los que más le importan. Para el joven estudiante de ingeniería industrial el robo de las notebooks significa un verdadero dolor de cabeza, pues allí guardaba apuntes y documentos de su carrera. “He vivido siempre acá y es la primera vez que me pasa. Es muy feo, casi que no duermo”, lamentó Olivera.

La investigación está a cargo del personal de la División Criminalística. La víctima supone que hubo un entregador.



Comentarios