Junto a otros 10 andinistas, Martín pudo hacer cumbre en la famosa montaña ubicada en el departamento Las Heras.


Un joven sanjuanino escaló el Aconcagua y alcanzó el punto más alto de América, a 6.962 metros sobre el nivel del mar. Se trata de Martín Espejo, un barrealino de 33 años que cumplió el sueño de hacer cumbre en el famoso cerro de la provincia de Mendoza. La hazaña fue lograda junto con una expedición compuesta de otros 10 andinistas. Todos salieron el 26 de diciembre, incluso pasaron Año Nuevo en las alturas, y tras 20 días pudieron lograr el objetivo.

“Arrancamos el día 26 de diciembre entrando por Punta de Vacas e hicimos la primera noche en Pampa de Leña, la segunda llegamos a Casa de Piedra y el 31 de diciembre llegamos a Plaza Argentina (4200 metros sobre el nivel del mar). Luego pasamos el fin de año en la cordillera, en lo que fue una experiencia única, muy enriquecedora psicológica y espiritualmente”, contó a Diario Huarpe.

Martín escaló el cerro junto a tres jujeños, un cordobés, tres porteños, dos rionegrinos y un estadounidense. En los primeros cuatro días ya habían alcanzado los 5.000 metros, después tuvo que sortear diferentes desafíos: “Estuvimos tres días varados por un fuerte temporal y se hizo dificultoso continuar. Pero el 11 de enero se compuso el clima y decidimos ir al campamento Cólera. Al otro día salimos a las 5 de la mañana e hicimos cumbre, a más de 6.000 metros, a las 13 horas”.

La expedición la hizo por la Ruta 360º, que implica subir la montaña por el lado norte, y luego descendió por la cara contraria. “Lo que hemos hecho nosotros es dar una vuelta de 360 grados al Aconcagua que hace más difícil el trayecto. La exigencia entonces es importante para llegar a la cumbre”, cerró el sanjuanino que escala cerro desde los 15 años.




Comentarios