La víctima tiene 26 años y es de San Juan. El agresor, sobrino del máximo dirigente provincial de la UOCRA, sigue prófugo.


La joven sanjuanina de 26 años que fue brutalmente golpeada por su pareja, delante de sus hijos de 3 y 1 años, rompió el silencio. La víctima (no se publica su identidad para preservarla) habló de aquellos momentos de terror que le tocó atravesar en su vivienda de la localidad de Santa Lucía, cuando Gabriel Tovares, sobrino de un conocido dirigente provincial de la UOCRA, casi la mata a palazos. El sujeto está prófugo y ya había estado preso por violencia de género.

“Pensé que me iba a matar. Y me lo decía. Decía que me iba a entregar en un cajón… Siempre fue así. Sano o borracho era la misma persona. Ahora tengo miedo y no sé qué hacer…”, contó angustiada a Tiempo de San Juan. Como consecuencia de la brutal agresión sufrió una fisura en el tabique nasal y además tiene el ojo izquierdo morado y moretones en todo el cuerpo, por lo que evitó fotos de frente.

Gabriel Tovares es el nombre del sujeto que le dio una brutal golpiza a su ex.

Cuenta que aquel terrible episodio comenzó cuando Tovares llegó borracho a su vivienda y empezó a patear la puerta. “Me dijo que si se emborrachaba era con su plata, que para eso trabajaba. Y yo le dije que se fuera. Eso lo sacó, se puso como loco”, contó la chica.

En ese entonces comenzaron los insultos y agresiones, aunque ella le pedía que se fuera de la vivienda. “Cuando llegó la madre, se puso peor. Estaba como loco, quería mostrarle a su madre que él mandaba en la casa y me podía pegar. Ahí comenzó a pegarme. Me daba piñas en la cara y en la cabeza. Cuando caí en el piso me pateó. Ahí agarró el güiro (un instrumento musical de caña) y me pegó tanto con eso que lo partió. También me pegó con un palo de escoba. Yo gritaba. Pensé que me iba a matar. Y me lo decía. Decía que me iba a entregar en un cajón”, relató.

Por los golpes la joven se mareó y luego se desplomó en el piso. Los vecinos, al escuchar los gritos, rompieron la puerta de la casa y la salvaron de lo peor. El sujeto escapó y por estas horas es intensamente buscado por la policía. “Me hizo sufrir demasiado. No era costumbre, la cuestión iba por otro lado. Aguanté y seguí viviendo con él porque no tengo trabajo ni tengo adónde ir. Sano o borracho era la misma persona, un manipulador que siempre se ponía violento por cualquier cosa”, explicó.

Gabriel Tovares es el nombre del sujeto que le dio una brutal golpiza a su ex.

Según publicó Tiempo de San Juan, Tovares había sido excluido del hogar en 2016 por exposiciones policiales que hizo la joven. En junio de 2017 y 2019 fue denunciado nuevamente por otras golpizas. Estuvo preso en el Penal de Chimbas, pero salió a fines de marzo. A pesar de que le prohibieron acercarse a la joven y a sus hijos, no sólo se instaló otra vez en el hogar que compartía con ellos sino que se animó nuevamente a levantarle la mano. Esta vez, con intenciones de matarla.




Comentarios