El menor estuvo internado 19 días tras un ataque de epilepsia. Pasó por varias familias adoptivas.


Un niño de cuatro años estaba internado desde el 17 de noviembre tras sufrir un ataque de epilepsia y este jueves murió en San Juan. La Policía investiga a las familias con las que convivió para ver si hubo maltrato. 

Ese día de las convulsiones, el menor estaba con sus últimos padres adoptivos en el Parque de Mayo. Tras la crisis, estos lo llevaron al Comando Urbano que estaba a pocas cuadras. Allí le practicaro RCP y fue trasladado en estado crítico al Hospital de Niños. 

El menor convivió con otras familias antes de esta última y la Policía cree que alguna de ellas lo maltrató, por eso se inició una axhaustiva investigación. Las pericias, la recopilación de informes y el análisis de médicos serán claves para el caso.

La Justicia investiga si ese supuesto maltrato le provocó un problema de salud que posteriormente derivó en su muerte, informa Canal 13 San Juan




Comentarios