Se trata de una joven sanjuanina de 14 años que cayó al vacío en medio de un ventarrón y milagrosamente se recuperó.


Este jueves recibió el alta médica Micaela Molina, la adolescente sanjuanina que cayó del techo de su casa en medio del viento Sur. La joven de 14 estaba en grave estado en el Hospital Rawson y los médicos no le daban esperanzas de vida. Sin embargo se recuperó increíblemente y ya volvió a su casa en el departamento Pocito.

El pasado 16 de septiembre Micaela quedó al borde de la muerte luego de caer al vacío cuando intentaba reparar el techo de chapa de su vivienda. Como consecuencia la menor sufrió graves heridas al impactar contra las rejas de su casa y después con el piso. Su estado era grave y corría el riesgo de padecer un derrame cerebral y hasta quedar inválida. Los médicos le habían informado a la familia que si no mejoraba la iban a operar de urgencia.

En medio del viento, Micaela subió al tinglado de su casa a repararlo y cayó unos diez metros al vacío.

Pero la salud de la joven comenzó a mejorar con el correr de los días. La menor había pasado 10 días hospitalizada en Terapia Intensiva a causa de un peligroso traumatismo encéfalo craneal, pero la lucha de su familia y de los médicos del Hospital Rawson para que sobreviva no desapareció y Micaela por fin ya está en su casa. Si bien fue dada de alta este último jueves y se encuentra fuera de peligro, deberá continuar con los respectivos tratamientos para que se mejore a un 100 por ciento.

Quiero agradecer a todos los que rezaron por Micaela”, expresó su hermana, Laura, al diario digital Tiempo de San Juan.




Comentarios