El episodio ocurrió en la localidad de Chimbas, al norte de la provincia de San Juan. 


Un ladrón que intentó una arriesgada maniobra fue condenado, este martes, en San Juan, en el fuero especial de Flagrancia. Se trata de un hombre que intentó robarse una moto de la Policía de la Unidad Operativa Chimbas Este, ubicada en una localidad al norte de la provincia. El sujeto fue identificado por la Justicia como Orlando Hernán Escalante y tiene 32 años. 

El epsiodio ocurrió el pasado domingo y este martes llegó a juicio con una condena para Escalante. El sujeto consiguió la suspensión del juicio a prueba por dos años y deberá realizar trabajos comunitarios en la Municipalidad de Chimbas, hasta completar las 80 horas de tareas, según informó Canal 13 de San Juan. Además, el intrépido ladrón pagará unos 2 mil pesos en concepto de reparación simbólica a la Policía de San Juan

La noche que Escalante quiso robarse la moto fue descubierto por un uniformado que esuchó ruidos en el estacionamiento de la dependencia. Cuando salió se encontró con el sujeto que ya casi había sacado del lugar la motocicleta. Al ser interceptado por la Policía,  Escalante arrojó la moto al piso y escapó. El policía lo persiguió hasta una vivienda aledaña a la seccional y pudo detenerlo.

El ladrón fue condenado por hurto en grado de tentativa en concurso real con daño agravado y resistencia a la autoridad. La moto que intentó robarse terminó con un espejo roto cuando Escalante la tiró al piso y por eso añadieron el delito de daños a su cusa. Así menos de tres días después de haber cometido el delito, el ladrón ya obtuvo una condena en el sistema de “justicia express” sanjuanino. 




Comentarios