Aprovechando la ausencia de los habitantes de un domicilio, delincuentes ingresaron en una vivienda del barrio Catedral este hecho sucedió entre las 20.40 y las 21.15 del pasado domingo. Los malvivientes sustrajeron la suma de USD 300 y $ 13.000 que la hija de la dueña de casa -una joven estudiante de abogacía- guardaba en el interior de un sobre, en tanto que a su madre le sustrajeron la suma de 300 pesos y un teléfono celular Samsung J 7 dorado.

Los delincuentes entraron al domicilio por una ventana de un baño de la casa y también faltó la llave de la puerta que da al patio, por lo que se presume que entraron primero por la ventana del baño y luego abrieron la puerta para darse a la fuga.

El hecho fue descubierto por la propietaria de la casa y su hija cuando retornaron a la misma, lo que llama la atención en la investigación es que en el interior del domicilio no había ningún tipo de desorden. Es como que los autores del robo fueron directamente al lugar en donde se encontraba el sobre con los dólares y el dinero en efectivo.

Las víctimas, que pidieron que no se publique el domicilio en donde ocurrió el robo, radicaron la denuncia policial y comenzó una investigación con directivas de la fiscalía de instrucción de turno.